Argentina: se disuelve el Centro de Militares para la Democracia (CEMIDA)

26 abril 2012 – 9:28

Buenos Aires, 5 de abril de 2012

Con sentida nostalgia y no sin dolor, nos dirigimos con tristeza a todos los habitantes de Argentina, en especial a nuestros compatriotas, para ponerlos en conocimiento de nuestra decisión de poner fin al accionar de nuestra querida Institución.

Los lamentables recientes fallecimientos de los Coroneles Gustavo J. Cáceres y Carlos Mariano Gazcón, han significado una sensible baja en nuestras filas.

La intransigencia que mantuvimos a lo largo de estos 27 años con respecto a la no admisión como miembro de nuestro Centro de ningún uniformado que hubiese tenido cualquier grado de participación en la represión ilegal contra nuestros conciudadanos — fuera por acción u omisión, complicidad, silencio, o por cualquier otra forma de intervención — nos significó una limitada cantidad de posibles integrantes.

Las también lamentables prematuras muertes de Los Capitanes José Luis D!Andrea Mohr, José Baqueriza y Jorge Bavio, nos dejó sin sucesores naturales.

 

El simple transcurrir de los años y sus lógicas consecuencias biológicas, también debilitaron

nuestra estructura.

Ha llegado pues la hora de la reflexión, el balance y la decisión final.

Si comparamos la actual situación militar argentina y latinoamericana con la que

vivíamos en l984, los progresos se muestran poco menos que increíbles:

— Nuestras Fuerzas Armadas se encuentran totalmente subordinadas al Poder Civil que vienen ejerciendo Gobiernos Constitucionales desde 1983.

— Muchos militares responsables de las violaciones a la Constitución Nacional y a los Derechos Humanos – en especial los de mayor jerarquía – ya han sido juzgados y condenados. El accionar de la Justicia continúa y va llegando a todos los escalones de la represión ilegal y delitos conexos.

— A nivel Latino Americano se ha creado la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) y el CDS (Consejo de Defensa Suramericano), lo que significa que ya se ha iniciado la separación de Argentina y de otras Naciones hermanas del liderazgo militar de Estados Unidos que nos agobiara desde hace más de dos siglos. Esperamos que continúe con nuestra renuncia a seguir integrando los organismos militares que le dieron vida a la Doctrina de la Seguridad Nacional, (Junta Interamericana de Defensa, Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, Programas de Ayuda Militar, Reuniones de Comandantes en Jefe de las tres Fuerzas Armadas, Doctrina Militar Francesa para la guerra antisubversiva, así como el fin de los ejercicios militares combinados con tropas estadounidenses). También queremos que quede bien en claro que ya no somos “Aliado Extra OTAN de los Estados Unidos.

— Se ha realizado hace poco tiempo, por primera vez en nuestra historia un Ejercicio Conjunto entre las tres Fuerzas Armadas., con invitaciones a observadores continentales.

Vemos entonces que se ha iniciado una real y efectiva cooperación para la integración de las Fuerzas Armadas Latino Americanas Caribeñas sin el monitoreo y supervisión estadounidense.

Por supuesto que estamos muy lejos de pretender asignarnos el mérito de tales trascendentales éxitos, pero lo que no se puede negar, es que esos fueron nuestros objetivos liminares, y para su obtención hicimos cuanto nos fue posible con nuestros precarios medios.

Por todo lo expuesto, consideramos que ya ha llegado el momento de adoptar la triste resolución de disolver al querido CEMIDA, al que dedicamos nuestros afanes y del que recibimos tantas satisfacciones.

Cada uno de nosotros se compromete a seguir bregando por los ideales de Argentinos Sanmartinianos, en la forma y lugar en que lo juzgue oportuno, conveniente y posible.

Junto con esta despedida vaya nuestro agradecimiento a todos los habitantes del suelo argentino – civiles y militares – que nos han hecho llegar sus constantes alientos y apoyos, individual o conjunto, desde el Gobierno en todos sus niveles, desde Partidos Políticos y desde Organizaciones no Gubernamentales (ONGs), nacionales o extranjeras, en especial las Defensoras de Derechos Humanos y Sociales.

Extendemos este agradecimiento al primer presidente de la Institución, el Gral. ® Jorge E. Leal, que llevó nuestra gloriosa Bandera hasta el mismo Polo Sur.

Como militares que somos, vayan también pedidos de disculpas a las víctimas de la represión ilegal y de los abusos cometidos por nuestros colegas de armas en el ejercicio de un poder espúreo que tanto desprestigió a las Fuerzas Armadas. Las Instituciones están muy por encima de las personas.

Por último, (y no por ello menos importante), rendimos homenaje a los componentes del CEMIDA ya fallecidos, en especial al General Ernesto Víctor López Meyer, los Coroneles Carlos Mariano Gazcón, Luis César Perlinger, Orlando Yansen y Gustavo José Cáceres, los Capitanes José Luis D!Andrea Mohr y José Bauqeriza y el Suboficial de la Fuerza Aérea Eduardo Kawin.

Mil gracias a todos quienes nos apoyaron.

Buenos Aires. 5 de abril de 2012 .

 

 

Firmado: Coronel ® Augusto B. Rattenbach Coronel ® Horacio P. Ballester

 

Comparte esta entrada:
  • Print this article!
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • FriendFeed
  • Meneame
  • MySpace
  • Turn this article into a PDF!
  • RSS
  • Technorati
  • Twitter
  • Wikio
  • E-mail this story to a friend!
Enviar a Meneame

Introduce el comentario