El principito

29 noviembre 2011 – 19:41

Por Eduardo Contreras

Abogado chileno

Presentó, en nombre de Gladys Marin, Secretaria General del PC de Chile,

la primera querella contra Augusto Pinochet en Chile

No se trata de la obra de Antoine de Saint -Exupéry que nos asombró gustosamente de niño y nos sigue deleitando hoy, sino de otro muy distinto que acaba de visitarnos: el príncipe de Asturias Felipe de Borbón heredero de la corona española y su esposa, la ex periodista Letizia Ortiz, hoy transformada en princesa

Como era de esperar la prensa destacó esos detalles bobos que atraen a mucha gente: lo delgada que estaba la princesa, sus hombros, sus brazos, sus piernas, lo alto que era el príncipe, la ropa que usan “sus altezas reales”, etc.

Pero ni una sola línea acerca de lo que hoy sucede en la llamada “casa real” y que explica, entre otros elementos, la creciente aspiración del pueblo español por terminar de una vez con la añeja institucionalidad, evocadora de un pasado trágico, y encaminarse hacia una nueva república.

Me refiero concretamente a los escándalos de corrupción que afectan a la realeza justo en un momento en que la crisis mundial del sistema capitalista golpea con extrema dureza los hogares de la mayoría de los españoles que viven en un país con una cesantía del 21.5% que en el grupo entre 20 a 40 años se eleva al 43%. Y mientras esto sucede, el periódico Euronews nos informa que la monarquía española habiendo sido la más pobre de Europa en 1975, se constituye hoy en una de las grandes fortunas del viejo continente. Todo a costa del sacrificio de su pueblo.

Puede leerse en la edición digital del diario Público que Izquierda Unida de España exige al Duque de Palma, Iñaki Urdangarín, yerno del rey y cuñado de Felipe de Borbón, que devuelva el dinero de las arcas fiscales birladas a la Comunidad Valenciana.

Se trata de una estafa de varios millones de euros por facturas falsas que el susodicho Duque, antes jugador de baloncesto y hoy flamante esposo de la princesa Cristina, perpetró justo a su socio Diego Torres.

Operaban en el área del turismo y el deporte mediante convenios con gobiernos regionales vinculados al Partido Popular y, claro, la cercanía a la corona es una ayuda significativa.

La Policía Judicial incautó la documentación de las sociedades “sin fines de lucro”Intuit Strategy Innovation Lab SL y Nòos Consultoría Estratégica. La Policía informó al juez que lleva el caso, José Castro, que ha detectado en el curso de la misma investigación la compra irregular de una serie de departamentos de lujo en Palma, a finales del 2003 por empresas controladas directamente por Urdangarín.

Pero no se trata sólo del yerno. Periodistas y escritores han revelado las andanzas poco santas de la monarquía española.

Así por ejemplo José María Gil –Robles en su libro “No fue posible la Paz”, Amadeo Martínez – Inglés en “Juan Carlos I, el último Borbón”, o Jesús Cacho en su obra “El negocio de la libertad”, describen con detalle los dudosos manejos del monarca, sus peticiones de dinero, el ir y venir de maletines misteriosos, los negocios petroleros y una licenciosa conducta de la que poco informados estamos los habitantes de sus ex colonias.

José García Abad, en el libro “La Soledad del Rey” hace afirmaciones como las que cito: “El dinero parece ser el flanco más débil de Su Majestad, su obsesión real por hacerse rápidamente de una fortuna.José María Ruiz Mateos reveló, tras la expropiación de Rumasa, que había entregado al Rey mil millones de pesetas en sucesivos maletines que, según cuenta el empresario jerezano, el Rey catapultaba con una diestra patada a un escondrijo ad – hoc.

Tampoco se ignora en España las gestiones del Rey ante Rodríguez Zapatero para interceder favorablemente a la posible compra de 30% de Repsol por la Petrolera rusa Lukoil; en dicha negociación participa la entidad financiera La Caixa de Cataluña, la misma que patrocina el yate de regatas del último Borbón.

Pero, claro está, ni al embajador chileno en España, ni a nadie en La Moneda parece que le importan estos asuntos.

¿O será que con la principesca visita también les mandaron decir “porqué no te callas”?

Comparte esta entrada:
  • Print this article!
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • FriendFeed
  • Meneame
  • MySpace
  • Turn this article into a PDF!
  • RSS
  • Technorati
  • Twitter
  • Wikio
  • E-mail this story to a friend!
Enviar a Meneame

Introduce el comentario